Es en 1957 cuando, el hoy consagrado Maestro Joyero y Orfebre, Miguel Abadía comienza su andadura en el mundo de la joyería.

Pocos años después establece su propio taller, que es convertido con el tiempo en una empresa familiar de sólida trayectoria.

Actualmente, gracias a tan adquirida experiencia y a una dedicada formación, son sus hijos los herederos de su filosofía de trabajo:

Todos los procesos de producción (diseño, creación, engastado) son realizados personalmente de forma artesanal y con absoluta dedicación.

 

 

Highslide for Wordpress Plugin